aeroespacial
Aeroespacial

Galileo logra fijar la posición de sus cuatro satélites en órbita
Viernes 26-7-2013

Bruselas.- Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea, anunció el pasado miércoles en una demostración pública en Fucino (Italia) el éxito de la fijación de la posición utilizando los cuatro satélites Galileo de la UE actualmente en órbita.

La determinación de la posición de la longitud, la latitud y la altitud es una prueba concreta de la capacidad del programa de navegación por satélite para proporcionar unos datos de posicionamiento precisos destinados a los dispositivos de navegación instalados en los vehículos y a otros receptores.

Confirma la capacidad de Galileo para suministrar unos datos de posicionamiento sumamente precisos. Tajani también anunció que, de aquí a finales de 2014, habrá nuevos lanzamientos de satélites que prestarán los primeros servicios. De este modo, se contará con una señal de GPS mejorada y, gracias al aumento de la precisión, la cobertura y la disponibilidad de las señales de navegación por satélite, se presentarán multitud de oportunidades comerciales nuevas. Dado que las ventajas de Galileo empiezan a ser palpables, los proveedores del sector tienen que empezar a prepararse ya para las futuras oportunidades comerciales. 

Según Tajani, “Hoy es un gran día para la navegación por satélite europea. La precisión del posicionamiento conseguida con solo cuatro satélites Galileo demuestra la capacidad industrial de Europa. Es, además, un paso adelante importante hacia el lanzamiento de los primeros servicios en octubre de 2014. Los usuarios podrán disfrutar cada día de la navegación por satélite mejorada y se presentarán nuevas oportunidades comerciales. Esto es lo que sin duda necesitamos en la situación económica actual”.

Se ha logrado fijar la posición utilizando los cuatro satélites Galileo que se pusieron en órbita en octubre de 2011 y en 2012, así como la infraestructura terrestre del programa Galileo, que incluye los centros de control situados en Italia y Alemania y la red mundial de estaciones terrestres. Se necesita un mínimo de cuatro satélites para fijar una posición en tres dimensiones.

La constelación Galileo, compuesta por cuatro satélites, solo es visible al mismo tiempo durante un máximo de dos a tres horas al día. Esta frecuencia aumentará a medida que se desplieguen más satélites y se conecten más estaciones terrestres.

Galileo permitirá a los usuarios conocer su posición exacta en el tiempo y el espacio, de la misma forma que el GPS, pero con una precisión y una fiabilidad mayores. Galileo es el programa de la Comisión Europea para el establecimiento de un sistema mundial de navegación por satélite que estará bajo control civil europeo. Será compatible con el GPS estadounidense y con el Glonass ruso, aunque independiente de ellos, y algunos de sus servicios serán interoperables.

Galileo, al situar los satélites en órbitas con una inclinación mayor respecto del plano ecuatorial, consigue también una mejor cobertura en latitudes altas, lo que tiene especial interés para los usuarios del norte de Europa, una zona que, hasta ahora, no estaba cubierta adecuadamente por el GPS estadounidense en solitario. Además, la señal de Galileo, al tener mejores propiedades, es más fácil de captar y seguir y es más resistente a las interferencias y reverberaciones.

Galileo y, en general, el sector espacial representan una enorme oportunidad para Europa, no solo para la vida cotidiana de sus ciudadanos y de las empresas que suministran infraestructuras espaciales, sino más aún para la industria que desarrolla aplicaciones o servicios innovadores. Galileo genera toda una gama de nuevas oportunidades comerciales para los fabricantes de equipos, los desarrolladores de aplicaciones y los proveedores de servicios que requieren una fiabilidad extrema.

Algunos servicios derivados podrían, por ejemplo, evitar colisiones de vehículos, ayudar a navegar a personas con problemas de visión o de motricidad, acelerar el transporte de mercancías peligrosas, vigilar la profundidad de las aguas costeras o facilitar el esparcimiento inteligente de sal durante el invierno.

Tajani también ha declarado que el propio sector público es un cliente potencial de las aplicaciones de Galileo, en particular por lo que respecta a los ámbitos de la protección civil y la seguridad. El futuro servicio público regulado (PRS) de Galileo puede utilizarse para servicios de emergencia, transporte urgente, energía o telecomunicaciones y defensa. Tajani ha añadido que los usuarios potenciales todavía no están suficientemente informados de estas ventajas de Galileo.

El uso del PRS estará restringido a usuarios autorizados por los gobiernos para aplicaciones sensibles que exijan un elevado nivel de continuidad. El PRS utiliza señales fuertes, es decir, encriptadas y resistentes a las interferencias.




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.