aeroespacial
Aeroespacial

La primera misión lunar israelí pospone su lanzamiento
Jueves 11-10-2018

IsraelTel Aviv.- SpaceIL, la primera misión espacial israelí, ha anunciado que el lanzamiento de la sonda no tripulada se aplazará unas semanas debido a contratiempos experimentados en la compañía de lanzamiento SpaceX. Así, el lanzamiento tendrá lugar a principios de 2019.

La organización israelí ha asegurado que su nave espacial lunar, la primera en la historia de Israel, se encuentra actualmente en etapas avanzadas de prueba que revelan su capacidad para cumplir con las condiciones ambientales en el espacio. Los experimentos se llevan a cabo en los laboratorios de Israel Aerospace Industries (IAI).

La nave espacial, cuya construcción terminó hace unas semanas en el IAI, superaron las pruebas que aseguran la completa integración de varios sistemas. La nave además superó una serie de experimentos medioambientales.

Los experimentos incluyen simulaciones sobre las condiciones de lanzamiento, garantizando que la nave espacial y las funciones tecnológicas funcionen correctamente después de que la nave espacial se desconecte del cohete, así como probar la durabilidad de las patas de aterrizaje de la nave espacial.

La semana comenzó con un experimento complejo diseñado para probar las condiciones de temperatura y la presión en el espacio de la nave espacial. El experimento tuvo lugar dentro de una cámara de vacío térmico, que forma parte de la infraestructura avanzada del IAI. Este examen, que dura aproximadamente dos semanas, revelará las condiciones de vacío y asegura que las temperaturas de la nave espacial se encuentren entre los -180 ° C y 70 ° C.

Además del progreso de los sistemas de las naves espaciales, se realizan pruebas de validación y verificación para verificar la función de la nave en varios escenarios durante la misión. Dado que las condiciones reales del espacio no se pueden replicar, las pruebas se llevan a cabo en parte por un simulador de SpaceIL que imita las condiciones del espacio y parte de la propia nave espacial.

Acuerdo con la Nasa

SpaceIL y la Agencia Espacial de Israel anunciaron recientemente que la Nasa ayudará a SpaceIL a mejorar su capacidad de vigilancia y comunicaciones con la nave espacial durante y después del aterrizaje en la Luna. Como parte del acuerdo, se instalará un retro-reflector de la Nasa en la nave espacial. Este instrumento refleja rayos láser, que permitirán a la Nasa ubicar con precisión la nave espacial en la superficie lunar después del aterrizaje. Además, la Nasa otorgará a SpaceIL acceso a sus servicios de comunicación de la Red del Espacio Profundo, que es utilizado por muchas misiones en curso en el espacio profundo. La Red de Espacio Profundo se basa en antenas muy grandes en tres sitios alrededor del mundo, lo que mejorará la comunicación de la nave espacial con la Tierra.

SpaceIL, la Agencia Espacial de Israel y la NASA también acordaron que la Nasa tendrá acceso a los datos recopilados por el magnetómetro instalado a bordo de la nave espacial israelí. El instrumento, que fue desarrollado en colaboración con el Instituto de Ciencia Weizmann de Israel, medirá el campo magnético en y sobre el lugar de aterrizaje. Además, el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la Nasa, que se lanzó hace casi una década y actualmente orbita la Luna, intentará capturar imágenes de la nave espacial israelí durante su aterrizaje.




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.