aeroespacial
Aeroespacial

Según el administrador de la Nasa "EEUU volverá a la Luna para quedarse allí"
Lunes 11-2-2019

Washington.- “Estados Unidos volverá a la Luna, para quedarse”, señala el administrador de la Nasa, Jim Bridenstine, quien pide a las empresas privadas norteamericanas que ayuden a lanzar una nueva y audaz iniciativa, en este artículo publicado en la web oficial de la agencia espacial.

“Los seres humanos se están preparando para dejar la órbita de la Tierra por primera vez desde 1972: a la Luna y, finalmente, a Marte y más allá. Ese es el mandato que nos ha dado el presidente Donald Trump y un Congreso con el apoyo de los dos partidos. Este es un momento emocionante para liderar el programa espacial de América, inicia su escrito Bridenstine.

Y añade: “Hoy me enorgullece compartir una respuesta audaz a la llamada a la acción del presidente Trump en diciembre de 2017, que marcará el comienzo del próximo capítulo de la exploración humana. Hacemos una llamada a las compañías estadounidenses para que ayuden a diseñar y desarrollar módulos de aterrizaje lunares tripulados, sistemas reutilizables para que los astronautas aterricen en la Luna”.

“Como partidario de toda la vida de la Nasa, estoy encantado de volver a hablar sobre el aterrizaje tripulado en la Luna. Pero para algunos, decir que estamos regresando a la Luna implica que haremos lo mismo que hicimos hace 50 años. Quiero ser claro, esa no es nuestra visión. Vamos a ir a la Luna con nuevas tecnologías y sistemas innovadores para explorar más ubicaciones en la superficie de lo que nunca creímos posible. Esta vez, cuando vayamos a la luna, nos quedaremos”.

“En el medio siglo transcurrido desde la última vez que pisamos la superficie lunar, nuestro país, nuestra agencia, incluidos su presupuesto y mano de obra, y la tecnología y el panorama industrial, todos hemos experimentado un cambio tremendo”.

“De hecho, más de dos tercios de los estadounidenses de hoy ni siquiera estaban vivos para presenciar los seis exitosos desembarcos en la Luna de Apolo, incluido yo mismo. Por muy extraordinarias que fueran, para muchos las expediciones lunares son hechos de libros de historia o historias contadas por familiares mayores. Pero a diferencia de Apolo, esta vez vamos a la Luna para quedarnos, y desde allí daremos el siguiente gran salto en la exploración del espacio profundo”.

“En mi juventud, aspiraba a emular a los mejores aviadores de Estados Unidos, astronautas como Alan Sheppard, John Glenn y Neil Armstrong. Mis aspiraciones me llevaron a convertirme en piloto de la Marina de los Estados Unidos. Ahora, como administrador de la Nasa, tengo la oportunidad de apoyar a una nueva generación de los mejores pilotos, operadores y exploradores espaciales de Estados Unidos mientras nos adentramos en el universo más que nunca. Me siento honrado de dirigir este viaje. Estoy entusiasmado con lo que significa para nuestro futuro y creo que es esencial para la seguridad de nuestra nación”.

“Para hacer eso necesitamos una presencia humana sostenible más allá de la órbita de la Tierra. Eso comienza con el Gateway, un puesto de avanzada en órbita lunar diseñado para garantizar el tránsito seguro de los astronautas a la superficie lunar y de regreso a casa”.

“El Gateway será la base de operaciones del primer sistema de aterrizaje lunar tripulado reutilizable. Es un enfoque sostenible que crea más oportunidades comerciales, lo cual es necesario para la exploración del espacio humano a largo plazo. Las tripulaciones utilizarán nuestro potente cohete Space Launch System (SLS) y la nave espacial Orion para viajar al Gateway y regresar a casa de forma segura”.

“Queremos comenzar lo más rápidamente posible, por lo que estamos invitando a la industria privada y a otros socios potenciales a que se reúnan con nosotros esta semana en la sede de la Nasa para hablar sobre los lanzadores lunares tripulados”.

Ya nos hemos comprometido a trabajar con nueve compañías estadounidenses para enviar nuevos instrumentos de ciencia y demostraciones de tecnología a la superficie lunar en entregas comerciales de carga. Después de estas primeras misiones de Servicios de Carga Lunar Comercial (CLPS), se desarrollará un sistema de aterrizaje más grande, más fiable y reutilizable para astronautas. Planeamos otorgar nuestro primer pedido de tareas de entrega de CLPS a principios de este año y apuntar al primer aterrizaje comercial de superficie lunar para fines de 2020”.

“El presidente Trump nos ha empujado a  una misión de exploración más audaz: no dejar pasos y plantar banderas, sino aprender a vivir lejos de la Tierra. Estamos respondiendo a esa invitación mientras continuamos buscando descubrimientos científicos en el sistema solar y desarrollando el SLS, la nave Orion y el Gateway. Trabajando con nuestros socios comerciales e internacionales, estableceremos una base para la exploración tripulada en curso de nuestro vecino cósmico más cercano”.

“Después de una acumulación de capacidades, nuestro objetivo es hacer que los astronautas alunicen en la próxima década. Miles de millones de personas en todo el mundo verán cómo se hace la historia mientras los astronautas exploran más la superficie durante más tiempo que nunca y nos ayudan a prepararnos para misiones a Marte y otros destinos”.

Estamos buscando activamente ideas de los mejores y más brillantes de la industria estadounidense. Es posible que me haya perdido el primer alunizaje tripulado en la Luna, pero estoy trabajando para asegurarme de ver el siguiente, junto con el resto del mundo”, concluye el administrador de la Nasa.




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.