aeroespacial
Aeroespacial

El E195-E2 de Embraer, certificado por ANAC, FAA y EASA
Martes 16-4-2019

EmbraerSão José dos Campos.- Embraer ha recibido la certificación simultánea para su avión E195-E2 de tres autoridades reguladoras: la ANAC (la Agencia Brasileña de Aviación Civil), la FAA (Administración Federal de Aviación de EEUU) y EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea).

“Al igual que con el E190-E2, hemos obtenido las certificaciones simultáneamente de tres de las principales autoridades reguladoras mundiales”, asegura Paulo Cesar de Souza e Silva, presidente y CEO de Embraer. “Este es otro gran logro de nuestros equipos de ingeniería y de programas. Y lo han vuelto a hacer justo a tiempo y superando las especificaciones”, explica el presidente.

Nuestras pruebas de vuelo confirmaron que el avión mejora sus especificaciones originales. El consumo de combustible es un 1,4% más bajo de lo esperado, es decir, un 25,4% menos de combustible por asiento en comparación con el E195 de la generación actual. Los costes de mantenimiento son un 20% más bajos”, dijo John Slattery, presidente y CEO de Embraer Commercial Aviation.

El E195-E2 es el avión más grande de los tres miembros de la familia de aviones comerciales E-Jets E2 y el avión comercial más grande que Embraer haya fabricado. Es el avión más ecológico de su clase. Tiene los niveles más bajos de ruido externo y emisiones.

El E195-E2 entrará en servicio en la segunda mitad de 2019 con Azul Linhas Aéreas Brasileiras. La española Binter Canarias también recibirá su primer E195-E2 en 2019. Embraer usó dos aviones prototipo en la campaña de certificación E195-E2, uno para pruebas aerodinámicas y de rendimiento, y la otra para el interior y validación de tareas de mantenimiento.




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.