aeroespacial
Aeroespacial

Según The New York Times Trabajadores de Boeing denuncian fallos en la producción del 787 Dreamliner
Lunes 22-4-2019

787 DreamlinerNorth Charleston.- Trabajadores de una planta de producción del Boeing 787 Dreamliner en Carolina del Sur se han quejado de una fabricación defectuosa y presiones para no denunciar los defectos, según un demoledor informe publicado este fin de semana por el diario norteamericano The New York Times.

Cuando Boeing comenzó la construcción de su nueva fábrica cerca de Charleston en 2009, la planta fue anunciada como una fábrica de vanguardia para la construcción de uno de los aviones más avanzados del mundo. Pero en la década posterior, la fábrica del B787 Dreamliner ha estado plagada de una producción de mala calidad y una supervisión débil que han amenazado con comprometer la seguridad, afirma el periódico neoyorquino.

“Una revisión por parte de ese diario de cientos de páginas de correos electrónicos internos, documentos corporativos y registros federales, así como entrevistas con más de una docena de empleados actuales y anteriores, revela una cultura que a menudo valora la velocidad de producción sobre la calidad. Al enfrentar largos retrasos en la fabricación, Boeing impulsó a su fuerza laboral para que produjera rápidamente los Dreamliners, a veces ignorando los problemas planteados por los empleados”, señala el mencionado periódico.

Las quejas sobre el ritmo frenético recogen las preocupaciones más amplias sobre la compañía a raíz de los dos recientes accidentes fatales de otro avión, el 737 Max, con 346 víctimas, ocurridos en menos de cinco meses. Boeing ahora se enfrenta a preguntas sobre si la carrera para lograr que Max termine y alcance a su rival europeo, Airbus, lo llevó a perder los riesgos de seguridad en el diseño, como un sistema antibloqueo que jugó un papel importante en ambos accidentes, apunta el periódico norteamericano.

Los fallos de seguridad en la planta de North Charleston han atraído la investigación de  aerolíneas y reguladores. Qatar Airways canceló la recepción aviones de la fábrica después de que la producción de aviones accidentados dañara y retrasara las entregas. Los trabajadores han presentado casi una docena de denuncias de irregularidades y reclamaciones de seguridad ante los reguladores federales, describiendo problemas como la fabricación defectuosa, los desechos que quedan en los aviones y la presión para no denunciar los defectos. Otros han demandado a Boeing, diciendo que fueron objeto de represalias por señalar defectos de fabricación, añade el diario.

Joseph Clayton, un técnico de la planta de North Charleston, una de las dos instalaciones donde se construye el Dreamliner, dijo que habitualmente encontraba escombros peligrosamente cerca del cableado debajo de las cabinas. "Le he dicho a mi esposa que nunca pienso volar en él", dijo. "Es sólo un problema de seguridad".

“En una industria donde la seguridad es primordial, las preocupaciones colectivas que involucran a dos aviones Boeing cruciales (el caballo de batalla de la compañía, el 737 Max y otra joya de la corona, el 787 Dreamliner) apuntan a problemas potencialmente sistémicos. Los reguladores y los legisladores están examinando más a fondo las prioridades de Boeing y si los beneficios a veces superaron la seguridad. El liderazgo de Boeing, uno de los mayores exportadores del país, ahora se encuentra en la posición desconocida de tener que defender sus prácticas y motivaciones”, según The New York Times.

El periódico también recoge la opinión del fabricante: "Los compañeros del equipo de Boeing South Carolina están produciendo los más altos niveles de calidad en nuestra historia", dijo Kevin McAllister, jefe de aviones comerciales de Boeing, en un comunicado. "Estoy orgulloso del excepcional compromiso de nuestros equipos con la calidad y respaldamos el trabajo que realizan todos los días".

Todas las fábricas se ocupan de los errores de fabricación y no hay pruebas de que los problemas en Carolina del Sur hayan provocado incidentes de seguridad importantes. El Dreamliner nunca se estrelló, aunque la flota estuvo brevemente conectada a tierra después de un incendio en la batería. Las aerolíneas, también, tienen confianza en el Dreamliner.

Pero los trabajadores a veces cometieron errores peligrosos, según los empleados actuales y anteriores de Boeing, algunos de los cuales hablaron bajo condición de anonimato porque temían represalias.

Se han instalado piezas defectuosas en los aviones. Las herramientas y las virutas de metal se han dejado habitualmente dentro de los aviones, a menudo cerca de los sistemas eléctricos. Las aeronaves han tomado vuelos de prueba con escombros en un motor y una cola, arriesgándose a fallar.

En varios aviones, John Barnett, un ex gerente de calidad que trabajó en Boeing durante casi tres décadas y se retiró en 2017, descubrió grupos de astillas de metal colgando sobre el cableado que controla los controles de vuelo. Si las piezas de metal afiladas, que se producen cuando se colocan los sujetadores en las tuercas, penetran en los cables, dijo, podría ser "catastrófico", concluye el informe del periódico neoyorquino. 




Aeroespacial

German
24/04/2019 #2
Es terrible lo de Boeing ya que yo aprendí a volar y entrega líneas aéreas la vida me llevo a airAir lo mejor que volé Airbus family


hugo
22/04/2019 #1
Tocara volver al seguro y bien construido A340



Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.